No queremos trigo transgénico HB4 resistente al glufosinato de amonio, ni en alfajores Havanna, ni en ningún alimento ni campo argentino.

Argentina es el primer país en aprobar el trigo transgénico en el mundo e impulsará su cultivo masivo ni bien Brasil (primer importador de trigo argentino) lo apruebe también (puede suceder este 10 de junio). Mientras tanto, la empresa de biotecnología que lo desarrolló –Bioceres– anunció una alianza con Havanna para empezar a utilizar harina de este trigo transgénico en sus alfajores. El trigo transgénico resistente al glufosinato de amonio es peligroso para la salud, peligroso para la biodiversidad, y peligroso para el ambiente.

Hagamos ruido

Te invitamos a hacer ruido en las redes sociales de Havanna para hacerles saber que no queremos trigo transgénico en sus alfajores. Usemos nuestro poder como consumidores dejando de consumir en locales Havanna hasta que cambien de idea y compartamos esta campaña para que más personas se sumen.

Tuiteales con un click, o copiá el siguiente texto y descargá las imágenes para compartirlas en tus redes sociales etiquetando a Havanna.

Descargá las imágenes

Instagram: @havannaarg @havannabr

Y más locales para etiquetar aquí.

Twitter: @Havanna_arg

Facebook: @havannaargentina

Hola @Havanna_arg! Me encantan tus alfajores, pero si empiezan a hacerlos con harina de trigo transgénico resistente a glufosinato de amonio no los voy a comprar nunca más. #ChauHavanna #MomentosHavanna #Havanna #AlfajorHavanna

Exigile al gobierno nacional que dé marcha atrás con la aprobación de este cultivo transgénico sumando tu adhesión aquí.

¿Por qué el trigo transgénico es una pésima idea?
  • Porque aumentaría el uso de agrotóxicos aún más tóxicos que el glifosato.
  • Porque habrá mayor riesgo a la contaminación genética a otros trigos.
  • Porque consolida la relación entre el sector del agronegocio y el desarrollo de ciencia y técnica nacional.
  • Porque aumenta la presión por la privatización de las semillas.
  • Porque un nuevo veneno estará presente en nuestros alimentos.
  • Porque no queremos consumir alimentos transgénicos.

FUENTE: BIODIVERSIDADLA.ORG